Seleccionar página

La Comisión de Trabajo Pesado de la Federación Minera de Chile se reunió con el Superintendente de Pensiones, Osvaldo Macías para exponer e instalar a propósito de la reforma de pensiones que se avecina, una de las líneas de acción permanente de la multisindical y que se relaciona con la generación de una tasa diferenciada de mortalidad en minería.

En este sentido, el asesor previsional, Manuel Cofré y los dirigentes Manuel Cortés y Mario Ramírez, expusieron la necesidad de que este tema presentado en diversas instancias, en la Subsecretaría del Trabajo, SUSESO, Estudio sobre el Diseño e Implementación de las Tablas de Mortalidad Diferenciada, realizado en el año 2018 a solicitud de la Federación y confeccionado por la USACH, que se basó en un informe de jubilaciones anticipadas hecho en el 2014 por la OIT que hace alusión a leyes de excepción por trabajos en condiciones tóxicas, insalubres, penosos y riesgosos.

Sin embargo el estudio del 2018 no es concluyente respecto a la muerte prematura de las y los trabajadores mineros, ya que lo hicieron en base al antiguo sistema previsional, ISP quienes hoy mantienen el beneficio de la ley 10.383 que sí se pensionan antes de la edad establecida por trabajo pesado, por lo que en estos casos se les reconocería la muerte prematura.

En torno a esto, la comisión señaló que hoy existen trabajadores/as que se pensionan por el antiguo y nuevo sistema, jubilando a los 55 años con el 70% de la renta y en el segundo lo harían sobre los 60 años y la tasa de retorno no sobrepasa el 40%.

A esto, el super de pensiones, manifiesta que lo que la comisión de la FMC plantea es factible de ser considerada, entendiendo que la expectativa de muerte es de 85 años para una persona que se jubila a los 65 años y si fuera a los 60 años, el cálculo de fallecimiento es a los 87 años.

Ante esto, los integrantes de la comisión señalaron que, “Esto resulta ser un castigo, por tener trabajo pesado, porque aumentamos nuestra cotización en un 2%, además de sobre cotizar, el elemento esencial que produce el envejecimiento precoz con la ley de trabajo pesado es la muerte anticipada. Por esto seguimos insistiendo en que la tasa de mortalidad para el sector minero debe ser diferenciada”.

Y agregan, “Si alguien se pensiona por trabajo pesado a los 60 años en el mundo minero y el cálculo de muerte es a los 87 para este trabajador debiese ser a los 77 años, lo que no nos deja tan alejados de lo que dice el estudio con respecto al antiguo sistema previsional, fallecen promedio a los 75.4 años de edad”.

A juicio de los dirigentes, este fue un avance en la materia, en el sentido de que existió voluntad política de evaluar los posibles cambios en la normativa, que además fue conversada con la Ministra del Trabajo, Jeanette Jara, hace una semana y para lo cual se comprometieron las partes involucradas en realizar nuevas reuniones, luego de que la superintendencia de pensiones revise el informe del 2018.

Cabe señalar, que además de la autoridad mencionada, en esta mesa de trabajo, se encontraban presente, la Intendenta de fiscalización Marcela Gana y el jefe de Comisiones Médicas, Alberto Muñoz.

Área de Comunicaciones

Federación Minera de Chile