Seleccionar página

Este miércoles 22 de mayo se realizó una sesión extraordinaria del Consejo Superior Laboral, instancia que forma parte de la Comisión Sectorial Minera del Ministerio del Trabajo, para conversar y resolver inquietudes respecto a temas de salud y seguridad en las minas. El encuentro se llevó a cabo en el Salón Diálogo Social del Ministerio y allí se reunieron representantes de los trabajadores y del empresariado junto con autoridades de la cartera.

En esta oportunidad, el presidente de la Federación Minera de Chile (FMC), Felipe Román, participó en representación de la Coordinadora de Trabajadores de la Minería (CTMIN), mientras que Joaquín Villarino, presidente del Consejo Minero, fue quien llevó las consultas e interrogantes por parte de los empresarios. En la cita, ambos delegados expusieron la visión y las necesidades dentro de nuestro rubro ante el subsecretario de trabajo, Giorgio Boccardo, y el director del Servicio Nacional de Geología y Minería, Patricio Aguilera.

El espacio sirvió como una instancia paritaria para aunar posturas y trazar las rutas hacia un ambiente de trabajo más seguro y saludable en las minas chilenas. Tras la reunión, Román se mostró conforme con los conversaciones y los acuerdos logrados, evidenciando que la participación de todos los actores de la minería es el camino correcto hacia una industria más justa y responsable.

Reflejos de un sector que busca cambios

«Tuvimos la oportunidad de presentar ante el gobierno y a los representantes del empresariado las inquietudes con respecto a temas de salud y seguridad en el sector minero, como son el tema de fortalecer el comité paritario, las mejoras en temas tecnológicos con respecto a estas materias y  el trabajo coordinado con los organismo del Estado», indicó Felipe Román, dándole además un rol importante a las organizaciones sindicales en la investigación y prevención de accidentes y enfermedades laborales.

Desde la perspectiva del Ministerio del Trabajo, el subsecretario Giorgio Boccardo reafirmó el valor de la colaboración entre los distintos sectores involucrados. «El día de hoy pudimos conocer las posturas, tanto del Ejecutivo, los empleadores y los trabajadores respecto a acciones afirmativas que nos permitan ir fortaleciendo la seguridad y salud en el trabajo en las minas», comentó, subrayando la disposición del gobierno para facilitar y apoyar estas iniciativas.

«Pudimos conocer la presentación de la CTMIN en materia de capacitación, del fortalecimiento de las personas que participan de los comités paritarios, así como también de mejoras tecnológicas que nos ayuden a ir entregando mejores herramientas a nuestros trabajadores y trabajadoras en la minería», agregó, comprometiendose a recoger las posturas de empleadores y trabajadores para alcanzar soluciones.

Tecnología: ¿Amiga o enemiga de la seguridad?

En relación a las conversaciones sobre el papel de la tecnología en la seguridad minera, Patricio Aguilera, director del Servicio Nacional de Geología y Minería, dijo estar de acuerdo con la exposición realizada por Felipe Román en relación a un correcto uso de las tecnologías. «Lo que él plantea es muy legítimo, es usar la tecnología para los fines que sean bien público y bien común y evitar que esto sea apropiado para fines específicos que no están con el bien de los trabajadores», agregó.

Consultado sobre si es posible lograr este equilibrio entre avances tecnológicos y su uso ético, Aguilera indicó que este era un horizonte alcanzable dentro del rubro. «Yo diría que si dialogamos y conversamos todos los involucrados, sí es posible avanzar en en el uso de la tecnología para un bien común y no necesariamente para bienes específicos particulares», sentenció.

Cultura de seguridad: Más allá de la normativa

Por su parte Joaquín Villarino, presidente del Consejo Minero de Chile, hizo un llamado a redoblar los esfuerzos para reducir los accidentes graves y fatales, apuntando a alcanzar una cultura de seguridad. «Tenemos que trabajar en un cambio cultural profundo en que cada uno, cada vez de manera más consciente y acentuada, se responsabilice por tener un cuidado de su persona», indicó.

Bajo el espíritu de mejora continua, la sesión extraordinaria fue un paso más hacia una mejor acción conjunta, sentando las bases para futuras iniciativas que continúen promoviendo una minería más segura y saludable en Chile. Lejos de agotar el tema, esta reunión tripartita dejo la apuerta abierta para continuar el diálogo en pro del bienestar de las y los trabajadores de la minería.