Seleccionar página

El próximo 26 de mayo, los trabajadores de Minera Meridian El Peñon enfrentarán una fecha clave. A finales de este mes, el Sindicato de Trabajadores Minera Meridian El Peñon, con más de 18 años de trayectoria en esta mina, presentará su proyecto de contrato colectivo a Minera Meridian Ltda., empresa que dirige la faena y que pertenece al grupo Pan American Silver.

Durante años, las negociaciones en El Peñon han sido complejas. Mario Ramírez, presidente actual del sindicato, fundado en 2006 por una primera directiva compuesta por Guillermo Granke, presidente; Luis Santander, secretario; y el mismo Mario Ramirez, tesorero; recordó que, en aquel entonces, la faena contaba con alrededor de 300 trabajadores de las áreas de Geología, Topografía, Ingeniería y Operaciones Planta, mientras que contratistas operaban el área de Operaciones Mina.

La situación cambió en enero de 2010, cuando Minera Meridian Ltda. internalizó a Gardilcic y TCG, dos empresas contratistas que operaban en la faena El Peñon. Esta acción sumó 1.150 trabajadores a la empresa, aunque el proceso de internalización enfrentó ciertos problemas.

Tras la incorporación en enero, se generó una negociación colectiva realizada a través de un grupo negociador en el mes de febrero. Esta instancia estuvo conformada por 1.149 trabajadores, ya que un solo trabajador no aceptó la propuesta de la empresa y se unió al sindicato. Todos ellos contaban con un contrato a plazo fijo por tres meses y quedaron desprotegidos una vez que finalizó la negociación colectiva, la que derivó en un convenio colectivo. «En ese momento, muchos se dieron cuenta de que hubiera sido mejor haber negociado con el sindicato existente en El Peñon», afirmó Ramírez.

La desaparición de la mesa negociadora marcó un crecimiento explosivo para el sindicato original, pasando de 130 socios a un total de 700, generando preocupación en la empresa mandante.

Las trabas para la unidad sindical

Desde 2010, el sindicato original ha liderado todas las negociaciones con la empresa. Sin embargo, en 2017, debido al ORD. 2858/79 emitido por la Dirección del Trabajo (DT), se produjo un cambio en las negociaciones, designando a los sindicatos como los entes negociadores en lugar de los trabajadores individuales.

El instrumento contradecía la Constitución Política del Estado, que designa al trabajador como el único sujeto de negociación, según señaló Mario Ramírez. «Ese ordinario 2858 era perjudicial para nosotros y para todos los trabajadores de la faena, porque nos obligaba a decidir con cuál quedarnos», comentó, añadiendo además que esta medida excluía al grupo Mina de la empresa.

Ante la insatisfacción con el 2858, el Sindicato de Trabajadores Minera Meridian El Peñon solicitó una reconsideración por parte de la DT, lo que resultó en el dictamen ORD. N°1271. Este dictamen, aunque mantuvo la elección de una única herramienta de negociación, aseguró que los beneficios fueran para todos los trabajadores, aunque con diferencias en las fechas de entrega de estos acuerdos en función del contrato al que estaba adherido el trabajador.

En este contexto, para Ramírez es fundamental alcanzar la unidad de ambos instrumentos colectivos que posee la organización, pese a que intentos anteriores han sido infructuosos. «Este año pensamos que nos va a ir bien, pero siempre y cuando nos acompañen los trabajadores», destacó, haciendo además un llamado a que todas las organizaciones sindicales de la minería y la Federación Minera de Chile apoyen esta unión.