Seleccionar página

El pasado jueves 16 de mayo se llevó a cabo una reunión entre la Dirección Nacional del Trabajo y la Coordinadora de Trabajadores de la Mineria (CTMIN), instancia que agrupa a siete de las más relevantes organizaciones sindicales de trabajadores del cobre. La FMC estuvo presente en representación de la minería privada a través del dirigente Juan Álvarez y el asesor Pablo Cárcamo.

Las oficinas de la Dirección Nacional del Trabajo fueron el lugar que albergó esta importante reunión, donde autoridades del gobierno central y representantes gremiales discutieron respecto a la implementación de las modificaciones al reglamento sobre jornadas excepcionales en virtud de la nueva Ley 21.561, más conocida como la ley de las 40 Horas.

Esta nueva norma establece una reducción progresiva en las jornadas laborales, lo que ha obligado a hacer adaptaciones especiales en una serie de rubros que cuentan con horarios atípicos. En el caso de la minería, es fundamental que las faenas puedan seguir operando como lo han venido haciendo, con 42 horas a la semana. ¿Cómo se va a cumplir la rebaja si se debe mantener ese formato? Las autoridades, empleadores y representantes sindicales se encuentran trabajando en una formula para poder cumplir la ley a cabalidad.

9 días de libre disposición

Pese a que esta nueva ley no afectará los turno en las faenas por ahora, en 2028, al alcanzar de manera efectiva las 40 horas, cada trabajador estará cumpliendo 2 horas por sobre la jornada legal, sumando un total de 8,6 días de trabajo extra. Desde el Ejecutivo existe un entendimiento sobre las necesidades especiales de nuestro sector, por lo que las autoridades han pedido el apoyo por parte de la FMC para amalgamar este proceso y cumplir con la ley.

Esta no es la primera reunión entre la CTMIN y la DT sobre este tema. Antiguamente, las jornadas excepcionales eran reguladas por la Orden de Servicio N°5 de 2009 pero el año pasado  —en virtud de la nueva Ley 21.561— fue derogada por la Orden de Servicio N°2 de 2022, incluyendo derechos para las empresas solicitantes de estas jornadas, así como también modificaciones en relación a los tiempos de respuesta por parte de la DT, cambios en la duración de estos permisos y exigencias de fiscalizaciones previas en terreno.

En el caso de los horarios en minería, durante abril se ratificaron los acuerdos que habíamos forjado como gremio junto a las autoridades, según lo dicho por Juan Álvarez. «Sobre el tema de las 40 horas y su aplicación en jornadas excepcionales, ya quedó regulado a través del Decreto N°48, donde además se establece la compensación de hasta 9 días adicionales de vacaciones en un año», indicó.

Álvarez habla de 9 días adicionales puesto que la FMC consiguió promediar hacia arriba los 8,6 días extras de trabajo efectivo y así quedara en un número cerrado de jornadas libres para las y los trabajadores de faenas mineras.

Además, la reunión trato otro puntos relevantes en este proceso de adaptación. «Conversamos respecto a cómo se va a hacer la distribución del tiempo a colación, si es imputable o no el uso de días de feriado legal y si se seguirá manteniendo el día viernes como un día considerado fuera de la jornada», mencionó Álvarez, esperando que las exigencias de nuestro gremio sean incluídas en futuras órdenes.