Seleccionar página

En una nueva sesión de la Comisión de Minería del Consejo Superior Laboral, la Federación Minera de Chile, representada por su presidente, Felipe Román, esta mañana expuso las consideraciones que como integrante de la Coordinadora de Trabajadores de la Minería, concuerdan que debieran implementarse en el rubro en relación al Convenio 190 de la OIT, sobre la violencia y el acoso en el trabajo.

De esta forma, se planteó la necesidad de avanzar en tres aspectos clave:

– LEGISLACIÓN

– ESTANDARIZACIÓN DE PROTOCOLOS (Principalmente en sector Minería)

– PARTICIPACIÓN SINDICAL

En cuanto al primer punto, en sesiones anteriores se planteó que el proyecto de Ley contra el acoso laboral, la llamada Ley Karin, que aun se encuentra en tramitación, sería la manera de concretar aquello, como base fundante para la legislación del convenio 190. Sin embargo, esta ley estaría en proceso de ser aprobada, por lo que resulta inviable su discusión.

Así, el proyecto plantea extender la legislación que incluye el Código del Trabajo acerca del acoso sexual, abordando un nuevo nombre para el Título IV del Libro II, reemplazando “De la investigación y sanción del acoso sexual” por “De la prevención, investigación y sanción del acoso sexual, laboral y la violencia en el trabajo.”.

«Esto es similar a lo que ocurrió con la Ley de las 40 horas, que estableció la dictación posterior de un reglamentó para las jornadas excepcionales, y en ese sentido no podemos descartar la posibilidad de trabajar junto a la DT, para que el informe que emita al Ministerio tomen en consideración propuestas que podamos elaborar, con fundamento en las disposiciones del Convenio190, que es a donde debemos apuntar», detalla la minuta de CTMIN.

Sin duda, participar de dicho informe es una alternativa factible para tener alguna injerencia desde nuestro sector en el futuro reglamentó.

Respecto a la segunda temática, esto se traduce en que la Superintendencia de Seguridad Social, fijará las directrices en este caso, instruyendo a las Mutualidades, las cuales las pondrán a disposición de los empleadores.

En este sentido los dirigentes de CTMIN, consideran que, «Este es un buen punto en que podría buscarse un aporte distinto a la legislación, y enfocado hacia nuestro propio rubro. Sería buscar influir en la creación y aplicación de dichos protocolos».

Agregando que, «podrían conformarse, eventualmente, un protocolo que represente nuestros intereses, y que considere las particularidades del sector minero, de las actividades que son propias de nuestra industria, y que tenga alguna aprobación, de nivel superior y que sirva de guía para aquellas empresas que acepten implementar, al menos en principió, lo que logremos instituir».

En cuanto al último punto, y amparados en lo que señalan los art. 8 y 9 del Convenio 190 en términos de participación de los sindicatos, las organizaciones integrantes de CTMIN aseveran que, «no podremos dejar de lado la participación sindical, haciendo a los sindicatos parte de la investigación de un suceso con características de acoso, como también haciéndolos parte de los protocolos que busquen prevenir dichas situaciones. Y para lo anterior, es clave un trabajo sectorial conjuntos entre el sector minero empresarial, y los trabajadores y trabajadoras de la minería».

Cabe recordar que, con un contundente respaldo por parte de la Sala del Senado, el Congreso culminó el trámite del proyecto de acuerdo que aprueba el Convenio 190 sobre la violencia y el acoso, adoptado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el 21 de junio de 2019.

Finalmente, este espacio de discusión tripartito representa una real plataforma para impulsar, así como otras iniciativas, este instrumento internacional y su principales alcances, la protección de las y los trabajadores de prácticas recurrentes e inaceptables y que causan daño a la integridad de la persona.

COMUNICACIONES FMC